giweather joomla module

Eventos

No hay próximos eventos!

Calendario

Julio 2018
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Una marea verde. Un reto imposible. Una locura. ¡Y allá vamos!
Esfuerzo, ilusión, equipo. No nos rendimos.
Quizás no lleguemos los primeros, pero si salimos llegamos.

Cinco años. Cinco años dando pedaladas por las laderas de las montañas españolas: esa es la historia de mi club.

Ibiza, Dessafio, Ronda, Cazorla, Íllora, Priego, Padules, Cartaya, Sierra Nevada, Doñana, Málaga, SantiPonce, Pirineos, ... y docenas de sitios que podría seguir nombrando...
Y Sierra Morena. En sus veredas, arroyos, regueros, ...¡cómo hemos sufrido y disfrutado! Al que recorre sus senderos no le sorprende encontrar un ciclista verde: están por todas partes. Lo reconocen, lo llaman por su nombre...
Es el nombre de una cuesta, dura como ellos, un pequeño reto vertical, algo imposible. Hasta que la subes cansado, dolorido, apretando los dientes y sonríes orgulloso:

ARRASTRACULOS

¡Así es mi cuesta, así es mi casa, así es mi deporte, así es mi nombre!

Y el que nos conoce, el que ha subido esa cuesta, el que nos ha visto pedalear por los caminos y reventar antes que abandonar, lo pronuncia con respeto.

Si de algo estoy orgulloso es de mis compañeros.

De ese que vuelve a bajar la cuesta para subirla junto al que hoy va más rezagado. De ese que te ve tirado en la cuneta y se baja de la bicicleta en mitad de una carrera para ayudarte y del que te ofrece agua cuando él también la necesita.
De ese que podría hacer mejor puesto que tú en la carrera pero prefiere ir contigo, acompañándote. Incluso del que te cuenta algo gracioso para hacerte olvidar lo que duele el brazo que te has dislocado o la clavícula que te has roto.
De ese que te aconseja y te anima a superarte y a fijarte metas difíciles a las que tu llamas imposibles.
De ese al que puedes llamar cuando lo necesitas, aunque el asunto no tenga nada que ver con el ciclismo y del que te llama un día para entrenar y otro para tomarte una cerveza. De ese amigo que pedalea al lado tuyo, alguien con quien puedes contar.
De ese que no te vuelve la espalda y del que te anima a volver a coger la bici y te acompaña para que te pongas en forma.
Y de tantos otros que han estado ahí en estos años...

Cinco años. Cinco años dando pedaladas juntos.
No hay más historia.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar