giweather joomla module

Eventos

No hay próximos eventos!

Calendario

Julio 2018
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

            Después de saber que su hijo ya ha había vuelto de viaje de, para él, “el país de más allá”y de no entender a priori para qué tenía que ir hasta tan lejos a por una bicicleta, en el fondo estaba deseoso de que le llamara y le comentara: “Papá, ando por la puerta de tu casa, quiero que la veas”. Él, que ya pinta canas recién cumplidas las sesenta y tantas primaveras, se ilusionó por dentro apartando por un momento los problemas cotidianos y disfrutando y compartiendo la ilusión con su primogénito.

Después de acabar con la cerveza fría allá por el mediodía, de camino a casa iba pensando en el último artículo de nuestro querido Juanca ahora en su aventura pirenaica. ¡Qué gran relato! Que tío más brillante! Pensaba. Meditaba sobre este tema y en concreto de la gran contradicción de actitudes reflejadas en el artículo. La del pequeño Juan recibiendo al Señor y el reflejo de la pubertad y/o adolescencia de nuestros días. Permitidme entrar en este camino para reflexionar sobre el contenido moral de nuestra sociedad de hoy. Esto poco tiene que ver con las dos ruedas y la cadena de la bici, o si se pincha subiendo el reventón. Bueno, tiene poco que ver o tiene mucho; la mayoría somos padres dentro del grupo y sentimos normalmente afecto por aquellos hijos de nuestros compañeros de montura debido a que con muchos de ellos tenemos trato.

Fue una tarde calurosa de Julio, cuando recibí la llamada de Rafa seguida de la del Belli intentando quedar para tomar una cerveza con ánimo de acompañar, escuchar o simplemente estar a mi lado.

Ellos ya lo sabían….Al son de la calina de ese mediodía, ambos comentaban que lo primero era dejar pasar el tiempo , que todo se arreglaria en un futuro no muy lejano. Que estarían conmigo…pero que volviera a empezar a salir de nuevo con ellos como antaño hacía periódicamente todos los fines de semana en la boutipan.