giweather joomla module

Eventos

No hay próximos eventos!

Calendario

Septiembre 2018
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Semblante cultural, paisajístico aderezado con la imaginación del autor para excitar el ánimo de sus lectores y que se embarquen el próximo 8 de febrero en la versión de invierno de la ruta manchega, junto con nuestros hermanos arrastras y bajo la guía del Cónsul Manchego.
 

No niego que hará un frio de perros, pero que es ese inconveniente comparado con la inmensidad de la recompensa que nos espera.  ¿Quien dijo miedo?
 
"La del alba seria...." 
 
Queridos Amigos; el próximo 8 de febrero partiremos a tierras manchegas para hacer la llamada Ruta de Dulcinea. Se trata de una versión invernal de la conocida Ruta de la Berrea. 
La ruta discurre por terrenos ya conocidos de otras ediciones, de tal manera que los coches se dejarán en la explanada tras pasar el rio Montoro, a unos 10 km de Fuencaliente dirección Puertollano. De allí se partirá y atravesando una llanura de quejigos se pasará por debajo del trazado del AVE para afrontar un primer puerto "El Horcajo" . En su bajada nos pararemos a observar la tumba de Los Niños. Es la reliquia de un extraño suceso ocurrido en la aldea, cuando en las postrimerías del XIX se produjeron las muertes de unos niños en dudosas circunstancias. Nunca se supo que pasó, nunca se desvelo el misterio, las gentes de la aldea, cuando se les pregunta, agachan la cabeza miran al horizonte y continúan su camino, no sin antes elevar la vista y divisar las cruces que señalan sus restos. Al finalizar el descenso y tras pasar al lado del pequeño cementerio donde descansan los restos de los mineros que dejaron sus vidas arrancándole a la tierra sus entrañas, se entra en los restos del poblado de Las Minas del Horcajo. Aún se conservan vestigios del antiguo poblado minero, que luego sirvió para dar cobijo a los mayorales y empleados de la inmensa finca de La Garganta, que hoy constituye el mayor latifundio de España. Llegados al Horcajo, nos adentraremos en su famoso túnel. Se trata de un túnel de algo mas de 1 km de largo, por donde discurría el antiguo FEVE (ferrocarril de via estrecha) y que va paralelo a la línea del AVE actual. El túnel acoge a murciélagos y cuentan que en las frias noches de invierno aún se oyen los pitidos de la antigua máquina automotora, aunque Jimenez del Oso hizo un estudio de esos ruidos y los identifica con las almas en pena de los niños muertos en extrañas circunstancias, que vagan por el túnel inquietas, clamando venganza.
Al salir de tan siniestro lugar afrontaremos un puerto de montaña, tendido, nada difícil para nuestras condiciones y aptitudes en cuya cima divisaremos el Valle de Alcudia. Lugar emblemático de la Mancha, donde pasta la oveja merina. De sus ubres sale la mejor leche y única para la elaboración del afamado queso manchego.

Al pie del puerto nos topamos con la llamada Venta de la Ines, lugar de indiscutible valor cultural, en sus patios reposo D. Miguel de Cervantes hallando la inspiración bajo las sombras de sus moreras para escribir algunos pasajes de sus Novelas Ejemplares. Al lado sin embargo vamos a tener la oportunidad de observar el mal gusto del personal, pues han construido un chalette estimo moderno sembrando palmeras a su alrededor. Profanación del entorno, que al parecer esta denunciada ante las autoridades manchegas.

Entre encinas y quejigos y pateando con nuestros Babiecas de acero (y carbono) el fértil valle, rompiendo el hielo de los charcos con los tacos de las ruedas, llegamos a la carretera de Puertollano. A nuestra espalda tenemos el impresionante puerto de Niefla, llegamos al lugar donde se halla uno de los árboles mas peculiares de nuestra España, catalogado. Se trata de un ejemplar de Quercus, una encina milenaria, aunque ya está bastante decrépita, bajo su copa podia acoger a un rebaño de mil ovejas. Tras inmortalizar el árbol con nuestras cámaras y teléfonos partiremos y afrontamos la última dificultad montañosa, el puerto de Ventillas. Algunos los recordarán, allí vimos a una cervatilla debatirse con los alambres, también lo recordamos pues el Quique se negaba a subirlo. En fin... recuerdos que componen el patrimonio inmaterial del Club.

Desde su cima, nuestro Cónsul Manchego nos ilustrará sobre los puntos identificables y conocidos que desde allí se divisan, no olvidemos que, a pesar de encontrarnos en la Mancha, estamos en una de las cimas de Sierra Morena.

Al bajar el puerto hasta el pueblo de Ventillas, estamos obligados a atravesar el rio Montoro, que con las temperaturas que se esperan para el domingo a buen seguro refrescará nuestras partes pudendas y aliviará los sofocos y furores propios de la edad y sexo de quienes lo atraviesen.

Por último, accederemos a la carretera ya archiconocida y tras unos 5 km llegaremos a la llanura donde dejamos los coches. Alli nos cambiaremos y partiremos a comer, donde nos espera el menú conocido y los chupitos de rigor.

Con el presente espero haber despertado vuestro entusiasmo y que acudáis a la ruta.

Para los que quieran datos técnicos de tracs y todo eso que me los pida.

Dada la temperatura que hará el domingo de 4º-5º bajo cero se recomienda llevar ropa adecuada y una muda (no se sabe como está el rio Montoro, y hay que atravesarlo). También y, como no, extremar el cuidado al conducir.

Pido vuestra colaboración en la puntualidad y en el cuidado de la bici, mas luego en el desarrollo de la ruta.

Vuestro JuanKa

Arrastraculo de Pro y orgulloso de serlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar